Chile: Entrevista al colectivo de prisioneros políticos Kamina Libre

laira-copyNota de la redacción: Esta entrevista fue publicada en el sitio web en homenaje a la compañera Claudia López, sin fecha de edición. El colectivo Kamina Libre se formó al interior de la Cárcel de Alta Seguridad, siendo integrado por compañeros que militaban en el Mapu-Lautaro, y que se alejaron de ese partido político-militar, y del colectivo de prisioneros lautarinos, allá por el año 1996. Los compañeros primero se organizaron como «Colectivo Libelo», y luego adoptaron el nombre de «Kamina Libre».

* * *

En fecha indeterminada, se le hizo llegar un cuestionario al Colectivo Kamina Libre, cuyos integrantes se encuentran en la Cárcel de Alta Seguridad de Santiago. Damos a conocer algunas de sus respuestas, por la importancia y el interés que tiene la opinión de la juventud combatiente encarcelada. Respetamos en este texto, la forma de escribir del Colectivo Kamina Libre.

1) Cuál es su visión de las etapas por venir en la construcción del Movimiento Revolucionario y su inserción en la situación política nacional?

Es importante komprender ke la rekomposición paulatina de un vasto kúmulo de organizaciones populares, polítikas y sociales de klara definición antikapitalista en el chile de hoy aún no logra dar kuenta de la existencia de un movimiento revolucionario perspektivado komo kontra poder efektivo en la buskeda de la emancipación verdadera. Hablar de Movimiento Revolucionario, komo kategoría polítika, implika referirse a la komprensión de ese vínkulo vital y necesario de akella relación dialéctika entre partikularidad y generalidad, kontruyéndose permanentemente en torno a un objetivo esencial kompartido, pero expresado en su axionar kotidiano de las más diversas formas kon una kapacidad konkreta de intervención en la realidad ke, a su vez, potencia el desarrollo polítiko y militar autónomo komo eje artikulador del proceso de akumulación de fuerzas de este nuevo ciklo de lucha por libredeterminarse. En este sentido, los esfuerzos fundamentales ke hoy se manifiestan en la rekonstrucción del Movimiento Popular responden a un conjunto de mikrokulturas de resistencia komo experiencias organizativas e identidades polítikas fragmentadas en lo orgániko y minimizadas en su kapacidad de konvokatoria ke dan kuenta de un nuevo momento de aprendizaje en la instalación embrionaria de la necesidad de la Revolución Social; por tanto, si tuviésemos ke definir de alguna manera el instante presente tendríamos ke referirnos a una franja o korriente popular radikal revolucionaria aún dispersa ke intenta romper el aislamiento volkándose de lleno hacia lo social para legitimar los proyektos partikulares kon la intencionalidad evidente de hacerse proyekto kompartido.

Entonces el desafío inkonmensurable de aportar a la konstruxión del Movimiento revolucionario en este período debiera komprender ke, por el desarrollo del proyekto mundial de modernidad kapitalista, se transformó la kontradixión social básika y ésta se expone hoy tras la oposición marginalidad kontra modernidad y ello supone una ruptura total kon las klásikas formas de cimentar movimiento. Ya no es el proletariado y sus fuerzas ke “la llevan”, ya no es el Partido kien konduce , ni el aparao polítiko militar kien “defiende al pueblo”, ya no hay “programa justo” apoyado en la cientificidad de la teoria ke señale, kual manual, un konjunto de recetas infalibles, sino ke, en este nuevo contexto de kompleta adversidad para la izkierda radikal, el rol protagóniko subyace en el conjunto de marginales Explotad*s (obrer*s, asalariad*s permanentes urbanos y rurales, kampesin*s pobres, trabajador*s esporádik*s del komercio, servicios, temoprer*s, ambulantes, del transporte, pensionad*s, etc.), Desadaptad*s (kontrakulturas organizadas, juventud rebelde, minorías sexuales, automarginad*s por definición intelektual o artístika y tod*s akellos ke no se realizan individual o kolektivamente dentro de las normas burguesas inherentes al kapitalismo) y Originarios (todas las etnias ke bregan por la permanencia y respeto de su kondición de Pueblo kon historia, acervo kultural y kosmovisión propia anterior a la konstitución de la Nación – Estado komo expresión política del racionalismo oxidental). Son las Minorías aktivas provenientes de estos sektores kienes en este momento tienen por desafío ineludible la multiplikación en konciencia y organización de la idea del enfrentamiento kon el kapital para instalar kada día kon mayor fuerza la necesidad de kambio estruktural y dotarse, desde ya, de un plano orgániko descentralizado ke kontemple, komo rasgo inherente al karákter irrekonciliable kon el poder de la dominación, lo polítiko militar.

Es a través de la propaganda insurgente klara, sistemátika e innovadora ke debiéramos lograr en el subkonciente kolektivo un reposicionamiento mayor de una alternativa konkreta de kombate subversivo; es a través de una práktika social popular anti institucional integrada en la búskeda de soluciones reales del diario vivir marginal ke, también se konstruye una nueva forma de sujeto revolucionario kapaz de expresarse en una sintonía efektiva kon los rekerimientos de hombres y mujeres en su incesante lucha por la vida digna. De esta manera la rekonstrucxión del Movimiento Revolucionario komprende un esfuerzo de largo plazo y absolutamente diferenciado de todas las experiencias anteriores pues hablamos en este momento desde una propuesta valórika, moral, kasi desde el instinto ya ke no podemos afirmar ideas homogéneas komo expresión de un pensamiento úniko kuando el karákter central de este tiempo es la diversidad global ke deshecha la posibilidad de sintetizar en un programa polítiko akotado las diferentes realidades ke kontienen potencia de axión radikal.

En definitiva nuestro norte referenciador debiera estar markado por una interaxión más fluída de tod*s kienes se reivindiken revolucionari*s libertari*s y subversiv*s para intentar romper el lokalismo reivindikativo del mundo social y, kon ello, avanzar de las koordinaciones puntuales en torno a fechas o dinámikas okacionales, al kehacer kontínuo ke promueva una konvokatoria de axión kon tendencia a hacerse kada vez más nacional en su impakto.

2) ¿Cuáles creen ustedes que son las tareas tácticas del momento?

Por un lado, en lo koncerniente al kehacer inmediato de la korriente subversiva y revolucionaria de la ke hablábamos anteriormente, kreemos de vital importancia la ruptura de todas las fronteras autoimpuestas para un acerkamiento mayor en la axión y kreación de espacios sociales populares konjuntos y el fortalecimiento de los ya existentes; en este sentido, konocemos de sobra las difikultades y deskonfianzas desprendidas de práktikas frakasadas y/o del atrincheramiento egocéntriko de teorías pretendidas más legítimas ke otras; pero la urgencia de enfrenar las polítikas de kooptación social provenientes del estado, disfrazadas tras muchas libertades aparentes rekiere de un esfuerzo koncentrado en el korto y mediano plazo, pues de lo kontrario, probablemente el gueto, la parcela, el piño seguirá mediatizado por la kondición lokalista de una lucha ke exige el axionar kompartido de muchos piños y grupúskulos unidos y kotidianamente más atrevidos.

Por otra parte, develar kon mayor fuerza y acertividad el impakto ke tiene la superexplotación neoliberal y el abaniko de medidas, de todo orden, ke implementa para perpetuarse; es una tarea, aunke pareciera obvia, kon prioridad permanente ya ke, kizás, una de las tantas falencias de las Minorías Aktivas es ke genera un lenguaje y enunciación polítika kasi para konvencidos y, kon ello, una deficiente inserción en la koyuntura nacional kuando esta lo rekiere de forma más rápida y efektiva. No basta kon la teorización intelektualizante del espacio organizado si no exise kapacidad de proponer un plan de axión básiko y de karákter amplio a través de la konsigna-síntesis para enfrentar los distintos períodos. De momento podríamos intentar resumir tras los siguientes elementos la necesaria koncentración:

  • Exacerbación de las demandas sociales: Por el pago de deudas komo resultado de la cesantía y el církulo de distribución en torno a ello (endeudamiento e intereses, DICOM[1], servicios básikos, etc). Kontra el enkarecimiento del kosto de la vida (medios de transporte, alimentación, salud, etc). Kontra la impunidad social del empresariado (kontratos miserables part-time, amedrentamiento e inseguridad social komo polítika permanente , etc).
  • Develar y kombatir el kontrol social: Kontra el Plan kuadrante komo perspektiva de kontrol estratégiko de los territorios populares. Kontra los akuerdos de kooperación entre policías y organizaciones sociales dependientes e institucionalizadas. Kontra el narkotráfico komo negocio asociado entre policías y lumpen a modo de adormecimiento de sueños y aspiraciones rebeldes. Kontra toda penetración estatal a través de proyektos y dependencia de ONGs.
  • Fortalecimiento del anhelo de justicia y sanción social fuera del Estado de derecho komo únika posibilidad konkreta de kastigo a los asesinos fascistas (aunke bastante lejos de lo ke kisiéramos, “La funa” tiende a ello). Hilvanar una konsistencia superior en el desarrollo de la memoria histórica entrelazándo la existencia de Presos Polítikos en demokracia, komo resultado de un proceso permanente de kastigo a las expresiones koncientes del país marginado y kon ello evitar la posibilidad de kualkier maniobra tendiene a lograr ekiparidad polítika kon los esbirros del pinochetismo.

Es altamente probable ke se nos keden una infinidad de demandas y tareas por realizar en lo inmediato , kizás nuestro encierro impide la konstatación más aguda y precisa de situaciones sociales soterradas ke rekieren ser abordadas de alguna manera, pero kreemos imperativo lo ya señalado.

3) ¿Qué elementos rescatarían de la actividad político militar en la que participaron y qué elementos les parecen erróneos o que llevaron a retrocesos?

Los principales elementos ke reskatamos son dos: Por un lado la decisión justa, digna y necesaria de konfrontar de manera radikal y decidida el proceso de ordenamiento ekonómiko y reakomodo burgués; esta decisión ve kuestionada su validez en su karga polítiko ideológika, táktika y estratégika, debido a su kontundente derrota en manos del estado; sin embargo no puede dejar de ser señalada komo esencialmente korrekta, pues a la luz de las cikunstancias, kondiciones y konvixiones de este preciso instante históriko, fue asumida kon plena konsekuencia en relación a su fondo polítiko y kon total honestidad y konvencimiento de implementarla a kabalidad. Hoy resulta más fácil -e imperativamente necesario- juzgar a la vista de los hechos los resultados ke trajo el desarrollo de esta decisión; pero en akellos días los rekerimientos del momento, la absorción extenuente en el kehacer y la falta en muchos de nosotros de una konciencia autokrítika real nos impidió ver algo ke ahora es klaro: dicho kamino de transformación estaba errado en sus esencia y forma produkto de la ekivocada conceptualización polítika global del proceso social en kurso.

Por otro, y komo segundo elemento ke nos parece necesario reskatar, es la idea y método de guerrilla urbana; esta koncepción posibilitó distanciarse del fokismo rural… nos permitiremos desarrollar muy básikamente este tema: en las ciudades se enkuentran los mayores bolsones de pobreza, en ella se agrupa la mayor kantidad de población, se presentan innegablemente komo los grandes centros polítikos y administrativos ke koncentran la planifikación y ejekución de las decisiones del poder.

Komo elemento no menor está la realidad de ke el mundo rural enfrenta un agudo proceso de exterminio kapitalista de su modo de vida tradicional, o sea, el modo de produxión kapitalista, la introduxión de relaciones sociales kapitalistas está barriendo kon una forma específika de reproducirse socialmente. Su importancia ekonómika no ha variado, sigue siendo central para el sostenimiento de las ciudades, pero aktualmente el fenómeno tradicional ke dice ke el presente y futuro del kampo se decide entre un grupo de teknókratas del Estado, unos empresarios y unos terratenientes, se manifiesta especialmente exacerbado en este modelo neoliberal.

Otro dato vital es ke la ciudad permite una multiplicidad de mekanismos de axión para konfrontar al enemigo, facilita un mayor y mejor kontrol de la vida en la klandestinidad.

También es necesario mencionar, komo elemento destacado la aktividad militar de punta kon la masa organizada, esta fue una karakterístika primigenia en la organización partidaria, ke en determinados momentos alkanzó una kontundente efektividad e inkluso se delineó kon una enorme potencialidad ke no se repetiría en el futuro ni volvería a andar por este derrotero señalado. Posteriormente esta aktividad militar de masas kobró kuerpo kon los llamados Kopamientos Territoriales Armados, los kuales más allá de ser una buena konceptualización de kómo konkretar en la axión el kontrol popular sobre los territorios ke les son propios al pueblo, no alkanzaron más ke kontadas veces -y más bien al komienzo de su aplikación- una real efektividad. Dentro de esta misma línea se inskriben las reparticiones de kamiones de alimentos y otros produktos en poblaciones, bajo la llamada «Polítika de las kosas útiles y konkretas para el pueblo»; también kaben en este ejemplo las diversas propagandas armadas.

Ahora, por el lado de los errores, ke son múltiples y de todo orden, podemos afirmar ke finalmente hablan de un errado diseño polítiko general del kual se desprenden los variados yerros de su implementación. Por esto sólo abordaremos lo ke nos parece más relevante.

De manera definitoria y global komo matriz “produktora” de subsekuentes aplikaciones polítikas desfasadas de la realidad social, está la visualización del pueblo de una mera kantera de militantes subversivos para la organización. De akí se desprende komo ejemplo notable el priorizarse obtusamente por el axionar militar, llevando esta lógika a dejar de lado fundamentales konsideraciones para el avance del proceso revolucionario, komo la potenciación social de los territorios populares de avanzada (los llamados “bastiones”) perdiéndose así un elemento vital ke permitía la kontinuidad y reproduxión de la organización, agregándose el destruktivo de la muy necesaria interrelación kon dicho espacio social, destakando dañinamente en kuanto a nutrirse de militancia, konsolidación de retaguardias, axecibilidad y entendimiento mutuo kon las instancias de organización social del lugar en los kuales se aktuaba.

De este modo el Partido se fue cerrando en un aparato ke puso todo lo ke tenía en medios humanos y téknikos en la konfrontación kon el Estado y sus sistemas represivos.

Este devenir en aparato se arrastra en sus orígenes por la situación señalada al komienzo de la segunda parte de esta reflexión y, además, por la koncepción leninista viciada de vanguardismo ke se expresaba entre otras kosas, por ejemplo, en un lenguaje kríptiko dirigido sólo a los konvencidos.

Era destakable de akel período las interpretaciones de la realidad kargadas de subjetividad, sumadas a una euforia revolucionaria ke solamente pervivía en las fronteras de la organización.

Debemos agregar la fragilidad de la konstruxión klandestina ke se tradujo en una “metodología de la prekariedad” mostrada en los elementos de infraestruktura médika, en el apertrechamiento de armas, en la eskaza seguridad habitacional, de medios de movilización y otros.

Hubo una fragilidad estruktural en la koncepción de la organización. En este plano también se expresó una forma teórika ke no se respetaba en lo referido a normas, métodos y lógikas ke existían únikamente en el papel. Se presentó una distancia entre el plano teóriko y el práktiko, por ejemplo: el MJL[2] fue koncebido komo un instrumento de masas, especialmente dirigido a la juventud, y komo tal tenía un plano, objetivos y límites de axión definidos, pero éstos sólo se kedaron en la intención, pues dependiendo de las urgencia y rekerimientos sus integrantes podían estar kasi en kualkier tipo de axión. Por otra parte, y komo korolario de esta situación está la realidad ke kruzó a las FRPL[3]: en teoría eran el embrión de Ejército Popular, pero de los elementos y karakterístikas ke konforman uno de tipo insurgente tuvo bien poko, pero su sola existencia orgánika y aktuar era konsiderado a la hora de evaluar, diseñar y proyektar, komo si realmente lo fuera.

¡¡EN LA KÁRCEL Y EN LA KALLE: RESISTENCIA A LA REPRESIÓN POR EL KAMINO DE LA LIBERACIÓN!!

¡¡LIBERTAD PARA AUNAR, KREAR, KOMBATIR Y AVANZAR!!

¡¡EL POBRE SE HACE LIBRE Y FUERTE SÓLO KUANDO SE REBELA!!

¡¡KONTRA LA DEMOKRACIA DE LOS RIKOS Y EL ESTADO POLICIAL: JUVENTUD KONCIENTE A KOMBATIR Y A KEAR!!

Notas:
[1]: Directorio de Información Comercial.  Empresa privada que lleva un registro de las deudas comerciales de las personas. Hoy lleva por nombre Equifax Chile S.A.
[2]: Movimiento Juvenil Lautaro.
[3]: Fuerzas Rebeldes y Populares Lautaro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s