1998: Carta de Barry Horne durante su última huelga de hambre

Nota de la redacción: Sigue un escrito de Barry Horne, un antiespecista arrestado en julio de 1996 mientras instalaba artefactos incendiarios cronometrados en varios locales de Bristol, Inglaterra. Posteriormente, sería implicado en varios ataques producidos el año anterior en la Isla de Wight, que causaron millones de libras en daños a empresas dedicadas a la vivisección.

Durante su encarcelamiento, llevó a cabo tres largas huelgas de hambre, para exigirles al gobierno conservador de John Major, y desde mayo de 1997 al gobierno laborista de Anthony Blair, la implementación de leyes para acabar con la vivisección. La primera huelga, del 6 de enero al 9 de febrero (35 días) de 1997; luego del 11 de agosto al 26 de septiembre (46 días) del mismo año.

El 5 de diciembre de 1997 Barry fue sentenciado a 18 años de prisión, la condena más alta hasta entonces dictada hacia alguien involucrado en la liberación animal.

Tras ello, realizaría una tercera y última huelga de hambre, de 68 días, del 6 de octubre al 13 de diciembre de 1998. Barry morirá a causa de las secuelas que le dejaron tantos días sin comer, el 5 de noviembre de 2001.
_________________________________________________________________________

Siempre es fácil ver las razones por las que no podremos tener éxito, fácil encogerse de hombros y creer que lo mejor que podemos hacer es intentar algo, casi como un gesto simbólico. Con una falta de convicción en el éxito, éste se convierte en algo difícil de conseguir, casi en una imposibilidad. Algo así como la real Liberación Animal, un concepto imposible. Nosotrxs sabemos que no lo es, de lo contrario, ¿por qué estamos luchando? Nunca deberíamos temerle al éxito, ni creer que no podemos salir victoriosxs. ¿Deberíamos tener miedo de alcanzar las estrellas, si de eso se trata?.

Con esta huelga de hambre estamos diciéndole al gobierno de éste país que lo queremos todo y que no aceptaremos nada menos que el éxito. ¿Cómo podríamos pedir menos? Hacerlo, sería condenar a muchxs animales a una vida de sufrimiento y muerte. Créanme, ha llegado el momento de alcanzar las estrellas y creer que es posible.

Mucha gente dice que esta protesta no puede salir victoriosa porque al gobierno no le importa, porque no van a ceder y porque no tienen sentimientos hacia lxs animales. Otrxs dicen que el objetivo que exigimos es mucho, que deberíamos pedir menos, proponer objetivos más fáciles de obtener. Dicen que no puedes querer tenerlo todo, que se debe dar un paso a la vez. Mi respuesta a esto último es que por años hemos hecho exactamente eso, hemos dado un paso a la vez por el largo camino que hemos recorrido buscando justicia en los laboratorios. Y ahora hemos llegado al punto donde estamos en vistas de nuestra meta. No hay más pasos que dar, excepto este, el paso final por la abolición total de la vivisección.

A no equivocarse: el objetivo de esta huelga de hambre no es demandar una cosa que no nos puedan dar. Somos personas razonables y, como tales, no demandamos una solución instantánea. En cambio, hablamos de “un periodo de tiempo acordado”. Esto significa exactamente lo que dice: sin un doble juego, sin promesas vacías, sin tratos secretos. Dennos un tiempo límite que sea acordable y dennos su palabra.

Al gobierno laborista le digo: tienen que atender al movimiento por los Derechos de lxs Animales, a lxs miles y miles de amantes de animales de éste país mezquino. En los meses previos a la elección han dicho tantas cosas bellas, nos dieron promesas y compromisos, asegurándonos nuevamente sus honorables intenciones hacia los animales. Y les creímos. Porque esas miles y miles de personas que con gusto votaron por ustedes, creyeron que aquí finalmente había un gobierno que podía mantener su palabra y ayudar a lxs animales. Nos han defraudado y han traicionado a lxs animales que ustedes mismxs se habían comprometido a ayudar. No lo olvidaremos; no es suficiente decir que aún no han tenido tiempo para hacer lo que prometieron. Desde que fueron electos, sus palabras prueban esto y sólo nos hablan de una falta de sentimientos por lxs animales. Nos dijeron que ellxs no son una prioridad. Lxs miles que les dieron sus votos, por cierto, sí son una prioridad; ustedes deberían recordar esto.

Pues demuéstrennos ahora que ustedes son hombres y mujeres de honor, que tienen compasión, que se han comprometido a poner fin al sufrimiento de animales en los laboratorios de vivisección. Sobre este asunto háblennos y les escucharemos, pero no vuelvan a traicionar a lxs animales o a nosotrxs otra vez, o no olvidaremos.

SIEMPRE POR LA LIBERACIÓN ANIMAL.

Barry Horne

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s